Arte y juego en los pasillos de pediatría 3

 

Cápsula 3. Ampliar la experiencia infantil.

 

Marco y su papá recorren los pasillos del quinto piso de la sala de pediatría por prescripción del médico. Necesita restablecerse de la cirugía. Es ahí donde nos conocemos. —¿Cuál mural te gusta más? —El del oso que se refleja en el agua.

 

Los diseños pintados en las paredes del hospital aspiran a ser habitados por la mirada del paciente pediátrico. Para que un espacio sea habitado psíquicamente se requiere entrar (a menudo de un salto), reconocer y ocupar. Se entra por invitación de los objetos reconocibles que yacen entre las cosas que se habrán de conocer. Así, el ocupar significa un intercambio subjetivo. Con el interés de facilitar este proceso, la experiencia infantil es el punto de partida de las composiciones. Incluyo animales y objetos cotidianos en la vida y juegos de la niñez. Jirafas, elefantes, focas, ballenas, leones, lobos, barcos de papel, papalotes y globos aerostáticos, entre otros elementos. Estos fungen como lo conocido que invita a entrar a la imagen. Pero si ahí queda la propuesta, el proceso de habitar no se consigue. La visión “resbala” sin permanecer ni recoger nada.  Al atrapar la mirada, el arte es provocación de experiencias nuevas. 

 

Con la misión de educar en el arte, de los murales del hospital, tengo entre los cometidos ampliar la experiencia infantil (Lowenfeld, 1961). Por ello planteo el juego novedoso de elementos: focas con ranas, mariposas y estrellas o globos aerostáticos decorados con elementos marinos, como si se tratara de una gran pecera flotante. En otros casos, hago uso de la doble figuración y del paisaje urbano recupero los pájaros en el alambre que en la composición se posan sobre las líneas de una partitura como parte del cielo de los globos aerostáticos. Estos pájaros, dan musicalidad a la vez que continúan evocando la imagen de las calles al desplazar, hasta allá, esta idea (si es que los espectadores no la habían considerado ya). Con el mismo objetivo, se integra en las representaciones fenómenos interesantes relacionados con el motivo principal, que aportan conocimiento a la mirada infantil. Así, se aprecia al cisne pasear sobre el lomo a sus polluelos, y se hace lucir dentro de la figura del oso polar reflejado en el agua, que tanto gusta a Marco y a su padre, la aurora boreal que sólo se ve en su ambiente natural.

 

La experiencia es un proceso psíquico que sólo se logra en el intercambio con las cosas del mundo. Implica una transformación interna y un crecimiento del yo.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Salud infanto-juvenil

December 14, 2018

1/10
Please reload

Entradas recientes

December 14, 2018

April 12, 2018

January 10, 2018

December 18, 2017

Please reload

Archivo